Home / Break news / Contradicciones del presidente electo Donald Trump

Contradicciones del presidente electo Donald Trump

De 11,5 millones de deportaciones previstas a 2 o 3, vallas en algunas partes del muro o el arrepentirse y no querer hacer daño a Hillary. Estas son algunas de las contradicciones de Donald Trump una semana después de haber sido elegido presidente de los Estados Unidos. Unas contradicciones acertadas en muchos casos.

Pero eso no le ha bastado a los miles de americanos, la mayoría de origen latino, para querer mostrar su rechazo a Trump y a los resultados de estas elecciones. Sólo en la ciudad de Los Ángeles más de 8 mil personas tomaron sus calles. “California siempre ha sido tierra de hispanos y por eso era importante que nosotros hiciéramos el llamado. Necesitamos salir como una comunidad unida, migrante y diversa, que nadie va a detener”, dijo Ron Góchez, director de Unión del Barrio, organización que convocó la marcha.

Al grito de “Estamos aquí para quedarnos y no vamos a permitir que separen a nuestras familias” 10 mil personas se manifestaron en Nueva York en una marcha también organizada por asociaciones latinas. Ante este tipo de movilizaciones en varias ciudades del país, el magnate ha apelado al “no al miedo” en su primera entrevista en televisión como presidente electo y ha invitado a una reflexión: “Si Hillary hubiese ganado y mis electores estuvieran protestando habría una actitud diferente”.

Precisamente en el programa 60 minutes de la CBS el republicano ha anunciado que construirá el muro en la frontera con México pero que en algunas partes no habrá muro sino vallas. Otra promesa electoral que ha cambiado es que deportará de inmediato a unos 2 o 3 millones de indocumentados “criminales”, de los 11,5 sin papeles que, según él viven en el país. Con este cambio ahora Trump deportará, dice, a criminales únicamente.

Y estos cambios ¿por qué? Quizá porque según The Think Tank Center for American Progress la deportación masiva costaría 114.000 millones de dólares a los contribuyentes estadounidenses, un promedio de 10.070 dólares por persona, y según la organización conservadora American Action Forum (AAF) se tardaría 20 años en llevarla a cabo frente a los 18 meses o dos años que él anticipó.

O quizá porque miente. El número de indocumentados con antecedentes criminales en 2010 llegaba a alrededor de 178.000, es decir, diez veces menos de lo que dice según un informe del servicio de investigación del Congreso estadounidense. Aun así, el tema de las deportaciones en los Estados Unidos no es algo nuevo. El gobierno demócrata de Obama ha deportado a más de 2 millones de inmigrantes sin papeles en sus 8 años de mandato.

El próximo 20 de enero Donald Trump asumirá la presidencia de los Estados Unidos. Pero antes, en estos dos meses, tiene que conformar su equipo de gobierno y, al menos de momento, no le está resultando nada fácil. Su tensa relación con los medios tampoco le ayuda a tener un camino discreto hacia la Casa Blanca.

Check Also

La ONU da un toque a Trump por su política de deportación de inmigrantes

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, el jordano Zeid Ra’ad al …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − cuatro =