Home / Global / El ascenso de los políticos latinos en Estados Unidos

El ascenso de los políticos latinos en Estados Unidos

Aunque al pensar en un político hispano en Estados Unidos sea fácil acordarse de Marco Rubio o Ted Cruz, siguen siendo una excepción en el panorama nacional. La representación de los hispanos entre diferentes cargos políticos estatales y federales sigue estando muy lejos de la proporción que suponen entre la población.

Los más de 55 millones de hispanos representan ya el 18% de la población estadounidense. Sin embargo, en el 2014, sólo 28 de los 438 representantes y tres de los 100 senadores eran de origen latino. Diferentes iniciativas han tratado de romper esa barrera en las últimas convocatorias electorales, invitando a los hispanos a acudir a las urnas y también reclutando líderes locales y estatales que quieran dar el salto a la política nacional.

Casi un millón de jóvenes hispanos cumple la mayoría de edad todos los años, siendo un porcentaje muy importante de votantes potenciales para los partidos. Además, cada cita electoral ha significado un récord de participación para esta comunidad, convertida en un grupo decisivo en 2012 con la reelección del presidente Obama, con un 70% del electorado hispano que le dio su respaldo, pero también para otros senadores y representantes cuyas victorias resultaron especialmente significativas, por ejemplo, en las legislativas de 2010, como fue el caso de Harry Reid, senador de Nevada.

latinos-en-america

Muchas encuestas han demostrado en los últimos años que el voto hispano está muy ligado a las leyes de inmigración y, más concretamente, a la posible reforma del sistema migratorio, todavía en juego entre los políticos. A falta de esa nueva legislación, los demócratas comenzaron a mover ficha de nuevo con el nombramiento de un político hispano tan querido por la comunidad como Julian Castro, un movimiento de Obama por conservar la lealtad de un electorado que se encontraba cada vez más frustrado con sus políticas.

A pesar del creciente número de candidatos hispanos y de la cada vez mayor participación de esta comunidad en las elecciones, los políticos se encuentran con dos obstáculos a la hora de convencer al electorado. El primero es precisamente la ausencia de hispanos entre los aspirantes a representar sus intereses en la esfera política. El segundo es la decepción de los votantes que desde 2008 han visto rota la promesa de avanzar una reforma del sistema migratorio, bloqueada por la división entre republicanos y demócratas en la Cámara.

Las estadísticas se han encontrado estos años en contra del partido demócrata: en EE UU viven 33 millones de jóvenes de padres inmigrantes. Cerca de 9 millones de ellos viven en hogares con uno o más familiares indocumentados. El 46% de estos jóvenes hispanos, de entre 18 y 31 años, tiene al menos un progenitor que vivió durante un tiempo ‘sin papeles’ y un cuarto conoce a alguien que ha sido deportado, según una encuesta reciente de Latino Decisions.

iStock_000014898217Medium

Los hispanos se alejaban del Partido Demócrata y de sus candidatos, cuanta más información conocían sobre las políticas de deportación de Obama. “Dado que las afiliaciones de partido que se forman en la juventud tienden a perdurar durante la vida del votante, esto sugiere que las deportaciones tienen potencial para alejar a los hispanos de los demócratas durante décadas”, advertían los autores.

Pero ahora el panorama político que se nos presenta en estas primarias están cambiando las tornas, dando la oportunidad para los demócratas (a algunos candidatos más que otros) de poder recuperar esa confianza perdida gracias a las políticas planteadas por los candidatos republicanos que más están destacando en estos momentos, muy duras en su mayoría respecto a las políticas de inmigración.

Check Also

La ONU da un toque a Trump por su política de deportación de inmigrantes

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, el jordano Zeid Ra’ad al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *