Home / Entretenimiento / Un documental rompe con la homofobia estereotipada de los latinos en EEUU

Un documental rompe con la homofobia estereotipada de los latinos en EEUU

Cada vez son más los proyectos audiovisuales que persiguen sensibilizar a la población sobre determinados temas. Y es que ver en la gran pantalla ciertas experiencias llegan mucho más al espectador. Lo sabe muy bien el educador, abogado y ahora realizador mexicano Marco Castro-Bojorquez que ha querido poner encima de la mesa, y en forma de documental, la aparente homofobia de los latinos en Estados Unidos.

Aunque no existen datos sobre el número de homosexuales latinos en el país estadounidense, gracias a esta reciente encuesta realizada por Gallup, sabemos que más de 11 millones de personas pertenecen a la comunidad de LGTB (lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero) en Estados Unidos. Es el 3,6% de la población entre latinos inmigrantes y estadounidenses nativos a los que seguro que hay que añadir más personas que no están registradas en la LGBT. San Francisco, Nueva York o Miami son las ciudades con más personas LGBT registradas.

El documental “El Canto del Colibrí” ha sido la herramienta para desmontar los tópicos que acusan de homófoba a la inmigración latinoamericana en EEUU. A través del testimonio de siete padres nos muestran el proceso de salir del closet de sus hijos y el impacto que tuvo en sus vidas.

Se trata de una realidad que Marco Castro-Bojorquez ha vivido en primera persona. “Cuando estaba terminando el documental, se lo mostré a mi papá. Él era muy machista y nunca habíamos hablado de mi condición sexual. Tuvo una reacción muy positiva, no lo habíamos hecho en toda la vida. Murió tres días antes de enviar la película al festival de San Francisco, a él se lo dedico, su energía está en el proyecto”, reveló en declaraciones a EFE.

La idea surgió cuando Castro-Borjoquez trabajaba como educador y quería poner rostro a la aceptación familiar de las personas LGBT. “Basta ya de que digan que soy homofóbico y machista por ser latino. Los tópicos que cuelgan a los latinos en EE.UU. se hacen por falta de curiosidad y por poner una etiqueta”.

El documental está grabado en Oregón, Kansas City o California con familias de origen mexicano, colombiano y venezolano y pretende pasar a ser una historia de amor universal entre padres e hijos más allá de la inmigración y de las personas LGBT.

Eso sí, profundiza en temas relevantes como los perjuicios y el aislamiento y al mismo tiempo plantea cuestiones sobre sus comunidades y cultura, o las propias creencias religiosas.

“El Canto del Colibrí” ha participado en más de 30 festivales internacionales y ha ganado, entre otros, el Premio al Mejor Documental por decisión del público en el CinHOMO de Valladolid (España) y el Mejor Documental del Jurado en el 3 Festival Internacional de Cine LGBTIQ de Canarias (España).

Otra forma de denuncia sobre la homofobia y la inmigración, aunque radicalmente distinta, es “Southwest of Salem”, dirigido por la estadounidense Deborah S. Esquenazi, que acaba de llegar a los cines estadounidenses.

El documental narra, a través de declaraciones e imágenes de archivo, el caso de las “San Antonio Four”. La historia de cuatro mujeres lesbianas de origen latino que fueron injustamente condenadas en Texas por violar a dos menores. Fueron condenas a prisión entre 1997 y 1998 simplemente por ser lesbianas y latinas en Estados Unidos.

Durante años Elizabeth Ramírez, Cassandra Rivera, Anna Vásquez y Kristie Mayhugh defendieron que eran inocentes y que todo era una invención, pero no fue hasta el año 2012 y 2013 cuando las acusadas fueron puestas en libertad después de que una de las presuntas víctimas admitiera que los cargos eran falsos.

Otro ejemplo de denuncia sobre esta realidad, la homofobia, es el documental “El mundo de los Homófobos” de la realizadora francesa Emmanuelle Schick Garcia.

De momento es sólo un proyecto, espera ver la luz próximamente gracias a una campaña de Crowdfunding para poder financiarlo. Muestra la perspectiva de los homófobos y una visión de lo duro que es vivir la homosexualidad libremente para muchos. Ha sido grabado en Colombia, Francia o Inglaterra y si se consigue financiar será traducido a 86 idiomas, entre los que se hablan en territorios donde la homosexualidad es delito.

El objetivo de estos tres productos audiovisuales según sus realizadores es poder difundirlos por todo el mundo y luchar contra la lacra de la homofobia.

Check Also

Exguerrillera, esposa de Mujica, asumirá vicepresidencia en Uruguay

Topolansky, de 72 años, es senadora por el gobernante Frente Amplio y según la normativa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *